Lifestyle Blog Tupersonalshopperviajero - Moda, Viajes y Belleza: De Sevilla a Burdeos pasando por Gales

De Sevilla a Burdeos pasando por Gales

museo-Guggenheim-de-bilbao Cuántas cosas que contar… Estoy decidida a volcar el viaje completo en varios post con el deseo de que lo disfrutéis y de que quienes habéis estado en esos lugares sintáis la añoranza que dan los buenos recuerdos, mientras que quienes aún no han pasado por esas ciudades maravillosas de Europa, sueñen con la idea de hacerlo y aprovechar las sugerencias de sitios interesantes qué visitar, dónde comer o qué comprar…

Salimos de Sevilla y tras dormir en Madrid la primera noche, partimos hacia Bilbao para ver la exposición “Cosas del surrealismo” en el Guggenheim que explica la influencia del Surrealismo en el mundo del diseño, abarcando teatro, interiores, moda, cine, arquitectura y publicidad. Más de 200 objetos procedentes de colecciones públicas y privadas de todo el mundo, algunos nunca antes exhibidos. ¿Qué os puedo decir?, que disfruté como una enana –como decimos por aquí abajo para exagerar lo bien que te lo has pasado haciendo algo-.

Dalí es el artista en el que la muestra se detiene más y Peggy Guggenheim también es muy destacada, mostrando varios de los objetos surrealistas de su propiedad. Esta extravagante mujer mantuvo una estrecha relación con muchos de los protagonistas del movimiento, de los que adquirió sus obras directamente, al comienzo de la II Guerra Mundial, presentándose su colección particular, por primera vez, en el año 1942 en Nueva York en un museo-galería llamado Art of This Century, centro de la vanguardia neoyorquina gracias a la difusión que ella dio al movimiento surrealista. En la exposición hay fotografías y videos que explican con detalle todo este proceso.

vestido-esqueleto-Elsa-Schiaparelli-victoria-and-albert-museum
Para mí, lo excepcional de la muestra es que incluye piezas de muy distinta naturaleza en los que el surrealismo ha influido: mobiliario, pinturas, esculturas, vestuario, joyas, cerámica, textiles, fotografías y cine distribuidas en cinco secciones temáticas: El ballet; El Surrealismo y el objeto; El interior ilusorio; La naturaleza se vuelve extraña; y La exhibición del cuerpo.

Yo, si tengo que destacar algo que me agradara sobre todo lo demás, me quedo con la sección de cine, y que quede claro que todo me alucinaba, mis ojos no podían abrirse más para abarcarlo y comprenderlo todo. Pero es que se proyectaban trozos de películas que descubrí en la Facultad de Ciencias de la Comunicación dentro de una asignatura llamada Estética –qué pena que no me acuerdo del nombre del profesor, porque era realmente bueno—Yo asistía a las clases de esa asignatura con una ilusión… Allí me dejé envolver por la magia del surrealismo de la mano de Jean Cocteau amigo de otros artistas de su época como Guillaume Apollinaire, Pablo Picasso, Amedeo Modigliani, y Dalí. A pesar de sus éxitos en prácticamente todos los campos artísticos, Cocteau insistió en que era ante todo un poeta y que todas sus obras eran poesía. Pues bien, en el museo puede revivir las sensaciones que me producían sus películas: Orfeo, La sangre de un poeta, La bella y la bestia, Los muchachos terribles… películas escritas y dirigidas por él que fueron especialmente importantes en la introducción del surrealismo en el cine francés.


En pintura surrealista me quedo con mi favorito René Magritte, al que tuve el placer de disfrutar hace tres veranos en Viena, en el Foro de las Artes, que reunió 70 de sus mejores lienzos en la muestra: “René Magritte: la clave del sueño”. Exposición en orden cronológico y desde mediados de los años 20 hasta los años 60, bajo la influencia de la pintura metafísica de su contemporáneo italiano Giorgio de Chirico -.

Juan-Muñoz-retrospectiva
Podría llevarme párrafos hablando de la muestra pero no quiero cansaros. La visita dio mucho de sí, también para disfrutar de la exposición: “Juan Muñoz: retrospectiva” todo un referente en la renovación de la escultura contemporánea internacional. Allí estaban desde sus primeras obras, en las que la ausencia de personajes no omite la presencia humana, hasta sus Piezas de conversación, en las que la soledad se hace evidente e invita al espectador a relacionarse con ellas creando un sentimiento de aislamiento y de introspección individual. Fue realmente sobrecogedor pasearse entre esas figuras humanas, cuerpos inanimados, de igual tamaño. Extraña experiencia.
ciudad-de-bilbao
Tras el embriague de cultura, paseamos por la ciudad de Bilbao y nos comimos unos pintxos con un vino txakoli en el barrio viejo –que estaba para quitarse la txapela, vamos-. Una buena manera de comenzar unas vacaciones, sí señor.
Playa-de-La-Concha-San-Sebastian

Al día siguiente visita rápida a la playa de la Concha en San Sebastián, antes de meternos en Francia hacia Poitiers. Pero esto ya es materia de otro post…

No hay comentarios :

Publicar un comentario

GRACIAS POR TU VISITA. Los comentarios anónimos no se publicarán/ THANKS FOR YOUR VISIT. Anonymous comments won't be published