Lifestyle Blog Tupersonalshopperviajero - Moda, Viajes y Belleza: The Cartuja Monastery' s expositions

The Cartuja Monastery' s expositions

exteriores-del-monasterio-de-la-cartuja

El Monasterio de la Cartuja es sede de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) y del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC), donde actualmente hay dos exposiciones: LOS ESQUIZOS DE MADRID. Figuración Madrileña de los 70, hasta el 16 de mayo y AÑOS 70. FOTOGRAFÍA Y VIDA COTIDIANA, hasta el 25 de abril. Yo estuve la semana pasada deleitándome con ellas y os las recomiendo, además de traeron algunas instantáneas de las mismas en este post. También aprovecho la circunstancia para contaros un poquito de la historia de este emblemático lugar sevillano -para que sepáis por dónde pisáis si venís por aquí...-.


monasterio-de-la-cartuja

Los almohades fueron los primeros que en el siglo XII instalaron en el lugar hornos alfareros de cocción -toda una premonición de lo que vendría después- aprovechando su ubicación junto al río y por la gran cantidad de arcilla que extraían de las entrañas de la tierra cuando levantaban cuevas a modo de viviendas o almacenes. El nombre le viene dado por la leyenda de 1248 sobre una imagen de la Virgen María que se encontró en una de las cuevas -supuestamente escondida durante la época musulmana-. Más tarde se construirá allí la Ermita de Santa María de las Cuevas que a finales del s. XIV, fue dirigida por la Orden Franciscana y en el año 1400 se erige en Monasterio.

iglesia-del-monasterio-de-la-cartuja

Pero el Monasterio fue cambiando de manos según el noble de turno: Gonzalo de Mena fue el primer donante -arzobispo de Sevilla y miembro de una importante familia. Su escudo heráldico familiar se conserva aún en las entradas y principales estancias del lugar- pero su muerte y posterior entrada del regente Fernando de Antequera arruinó el Monasterio -pues usó las riquezas depositadas por de Mena para sufragar sus campañas militares.

monasterio-de-la-cartuja

Más tarde, pasaron por allí otros aristócratas sevillanos como: el Adelantado Mayor don Perafán de Ribera de la Casa de Alcalá -a condición de que fuera enterrado en el edificio y sus armas heráldicas ocuparan el lugar de las del Arzobispo; o la familia de los Veraguas.



Pero a la inestabilidad social se sumó otra de mortíferas consecuencias, como el terremoto de Lisboa de 1755, que afectó gravemente al edificio, dejándolo a la deriva hasta comienzos del siglo XIX, cuando la 

cuadro-de-zurbarán

Cartuja pudo convertirse en simple monasterio donde practicar la oración, el ayuno y el silencio (reflejado en este cuadro de Zurbarán que está en el Museo de Bellas Artes de Sevilla).



En 1810 la invasión francesa saqueó el monasterio siendo utilizado por el ejército extranjero como cuartel general y convirtiendo la iglesia en una cuadra. Los cartujos fueron expulsados y huyeron a Portugal, regresando en 1812, durante la regencia de María Cristina de Borbón -madre de la reina Isabel. Pero qué poco les duró el asentamiento.



Ya que entre 1835 y 1836 fueron expulsados permanentemente ante la llegada de la Desamortización de Mendizábal que decretó la extinción de las órdenes religiosas.


Pasó el tiempo y el comerciante Carlos Pickman, procedente de Liverpool y afincado en Sevilla, lo compró en 1840 para transformarlo un año más tarde en lo que más fama y renombre ha dado al lugar: una fábrica de loza y porcelana china decorada a la manera inglesa y haciéndose en poco tiempo la preferida por la clase acomodada.



Ante la gran demanda de producción se levantaron diez hornos de botella -de los que sólo quedan en pie cinco y unas cuantas chimeneas (¿las veis al fondo de la imagen?). Mi querida abuela materna estuvo allí varios años creando con sus manos parte de la historia de esa firma.

mi-abuela-concha
¿A que era una mujer guapísima? Yo también tuve nómina en Pickman -50 años más tarde (¿una broma del destino?) y ya instalada la fábrica en Santiponce, Sevilla. De inmediato me pasaron a la oficina. Lo mío no eran las manualidades -ni la oficina que cada uno da de sí lo que es y aquí me tenéis de chinche mediática, como diría Dalí-. La fabricación de loza y porcelana estuvo funcionando en el monasterio hasta 1982, fecha en que es desalojado y transfirido al gobierno de Andalucía.



Y con la Exposición Universal de Sevilla de 1992, además de cambiarse la infraestructura urbanística, también se recuperó en todo lo que se pudo el monumento para la ciudad (sobre todo arquitectónico), sus huertos y jardines, y aunque gran parte de su patrimonio ya estaba perdido el recinto recuperó parte de su belleza, convirtiéndose en la Expo’92 en el emblema de la muestra, sede del Pabellón Real, lugar de recepción de gobernantes y monarcas de todo el mundo.



Aunque en verdad La Cartuja siempre fue visitada por destacados personajes -los Cartujos eran muy cercanos a la Monarquía y nobleza española- pero entre sus visitantes destacados, sobresale Cristóbal Colón y familia. Tanto que en 1519 sirvió como segundo lugar de enterramiento provisional del Almirante, donde reposaron en la capilla de Santa Ana por expreso deseo de él mismo. En 1542 los restos fueron exhumados para llevarlos rumbo a Santo Domingo, aunque después volvieron a su ubicación definitiva en la Catedral de Sevilla. Sin embargo, los restos del hermano de Cristobal Colón, Diego Colón, sí que se encuentran en la actualidad en el Museo de la Fábrica de loza de La Cartuja de Sevilla, situado en las instalaciones actuales de la Factoría -donde os conté antes que yo trabajé, en Santiponce, Sevilla-. Y es precisamente, gracias a estos restos que se pudo demostrar donde estaban los del almirante.



Por cierto, en los jardines del Monasterio hay un Ombú, un árbol que se trajo Colón de América y que lleva ahí más de 500 años. Ahí lo tenéis junto con el monumento del almirante.



Pasamos de lleno a las exposiciones:

AÑOS 70. FOTOGRAFÍA Y VIDA COTIDIANA.
Esta exposición propone un recorrido por la fotografía de los años setenta, una época en la que ésta se revalorizó como objeto y medio artístico. Fue en ese periodo cuando muchos creadores comenzaron a plantear la necesidad de relacionar arte y vida -convirtiendo lo cotidiano, lo íntimo en un elemento central de su propuesta-, y consideraron que la fotografía, gracias a su inmediatez y a su potencialidad documental, podía ser una herramienta idónea para lograrlo. La muestra incluye en torno a 200 obras de 23 destacadas figuras del campo de las artes visuales de esa década que puede describirse como uno de los periodos más importantes y fructíferos de la historia reciente de la fotografía



LOS ESQUIZOS DE MADRID. Figuración Madrileña de los 70
Exposición retrospectiva sobre la llamada Figuración Madrileña, nombre con el que se conoce a un grupo de artistas, muchos de ellos de origen andaluz, que vivieron y trabajaron en Madrid en los años setenta y a los que les une no sólo su reivindicación de la pintura figurativa, sino también su participación en diferentes iniciativas académicas (los seminarios de Generación Automática del Centro de Cálculo, el Ciclo de Nuevos Comportamientos Artísticos del Instituto Alemán, las clases de estética impartidas por Simón Marchán e Ignacio Gómez de Liaño en la Escuela Superior de Arquitectura de Madrid...) y su relación con una serie de galerías (Amadís, Buades, Edurne, Vandrés...), espacios (el estudio de Javier Utray...) y eventos (las fiestas en casa de Bola Barrionuevo...).



Con la idea de contextualizar el trabajo que desarrollaron estos artistas -que recibieron el apoyo de críticos como Quico Rivas, Ángel González, Francisco Calvo Serraller, Juan Manuel Bonet o Fernando Huici y de programas de televisión como Trazos o La Edad de Oro-, la exposición también incluye una serie de objetos y documentos (fotografías, películas, vídeos, música, libros, revistas...) de la época.

los-esquizos-de-Madrid

El título de la muestra -"los esquizos de Madrid"- alude al apelativo con el que les denominaban los pintores del colectivo barcelonés Trama. Un apelativo que, según Iván López Munuera, uno de los comisarios de la exposición, deriva de las continuas referencias que estos artistas hacían a El Anti-Edipo de Gilles Deleuze y Felix Guattari.



Con tanto arte me siento deshumanizada. jajajajaa, es broma -por arte de Photoshop!-




Blusa de Stradivarius.
Pantalón de Mango.

15 comentarios :

  1. Hola! Me encanta este post....q gran historia la del Monasterio!!
    Tu abuela,guapísima!
    Me gusta tu boina y tu bolso...y Vaya exposición!...Tb me gusta tu deshumanización por Photoshop ;-)

    Un besito ;-)

    ResponderEliminar
  2. ..hello ..hope you had an amazing weekend ..beautiful place , and beautiful pictures ..I love the second picture when the water makes so amazing mirror efect , it's so good picture ..

    also I love your image with your shirt , they are very in now .I need to get shirt like that for myself : )

    un besito : ) I copied from 1st omment : )))

    ResponderEliminar
  3. Llevo 5 años trabajando en la zona de la Cartuja y pasando casi a diario por la puerta del monasterio y todavía no lo he visto ¿te lo puedes creer? Si es que no tengo perdón, lo se, jejeje. Como siempre el recorrido que nos haces es completo y muy ilustrativo, y los textos que lo acompañan, impecables. Por cierto, me encanta tu camisa de cuadros y por supuesto las imágenes tan divertidas que has conseguido con el Photoshop.
    Un beso grande guapísima.

    ResponderEliminar
  4. Aprendo muchísimo con tus posts y qué de información interesante.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Que ciudad tenemos niñaaa!! Por cierto tu abuela guapisima!

    ResponderEliminar
  6. Gracias por enseñarnos tantas cosas.
    bss

    ResponderEliminar
  7. La segunda pic me ha dejado sin palabras, qué preciosidad !!!
    Tú como siempre estás genial ;)
    Buena semana

    ResponderEliminar
  8. menuda cúpula!! debe de ser impactante estar ahí debajo :)

    tu outfit genial como siempre, y además debe de ser comodísimo!!

    Muaaah

    ResponderEliminar
  9. q lindo lugar. y que linda vas con tu camisa vaquera.

    saludos desde Munich

    ResponderEliminar
  10. Me ha encantado el post¡¡

    ResponderEliminar
  11. las fotos de los exteriores son magníficas!me encantan
    ::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
    http://buscandoenmiarmario.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  12. Muy buena la historia del Monasterio!!!
    Besos guapa!

    ResponderEliminar
  13. Hi honey!!!! en serio tu crees que los restos de Colón verdaderos son los de la Catedral?? ¡¡Los sitúan en tantos sitios a la vez que ya no sé qué pensar!! jejeje

    Tu abuela era un bellezón sin duda, de casta le viene al galgo.


    Kisses,


    Ch.

    ResponderEliminar
  14. Uno de mis sitios predilectos de la ciudad. Me encanta pasear por el huerto cartujano en primavera, se respira paz y calma. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Oye me encantaría saber quien eres, yo entré en Pickman en el 81 justo en pleno traspaso.
    Me encanta...

    ResponderEliminar

GRACIAS POR TU VISITA. Los comentarios anónimos no se publicarán/ THANKS FOR YOUR VISIT. Anonymous comments won't be published