Lifestyle Blog Tupersonalshopperviajero - Moda, Viajes y Belleza: Princesa o Femme Fatale. He ahí el dilema

Princesa o Femme Fatale. He ahí el dilema

Se acercan aires cálidos, renovados de color y texturas. Se aproximan otros paisajes, más luminosos y brillantes. La Semana de la Moda de la Alta Costura de París acaba de terminar y me ha dejado un regustillo a savia nueva, unas ganas de abrir mi armario de primavera-verano y empezar a seleccionar: lo que puedo customizar, lo que -irremediablemente- tendrá que seguir guardado en espera de otros tiempos, y lo que tendría que empezar a buscar antes incluso de que terminen las rebajas.


Y en medio de tanto glamour mi foro interno se debate entre las múltiples opciones que la publicidad y la moda nos ofrece cada día como modelos de mujer. Y justo ahora, entre tanta sirena y ninfa de corte romántico, recién salidas de las pasarelas parisinas -pongamos a Jean-Paul Gaultier como su artífice- y tanta mujer fatal retratada en las revistas de moda y publicidad audiovisual -digamos por ejemplo en versión Scarlett para Louis Vuitton- me planteo este ¿dilema?:

Princesa vs femme fatale


Para empezar, aclarémonos: Las Princesas también van a la moda -y no estaba pensando ahora mismo en Doña Letizia-. Mirameh, una de las protagonistas del libro de Lechermeier "Princesas olvidadas o desconocidas", bien podría ser una mujer de hoy -algo fashion victim quizá- en toda regla:




Hija de un maharajá, está considerada como una de las mujeres más bellas de todos los tiempos.
Sus muchos escándalos han marcado una época.
Desafía continuamente el protocolo, desprecia las normas y no respeta jamás las conveniencias.
Viste las ropas más excéntricas, las más extrañas: de papel, muy ligeras, de cristal y hasta de plástico.
Lleva el cabello rojo o azul, depende del día, rosa cuando está de buen humor, negro cuando está triste.
Come con los dedos los manjares más delicados, pero puede darle por utilizar cubiertos para cortar cuidadosamente una patata frita o un pedazo de pan.
La decoración de su palacio está hecha a su imagen: piel de cebra para los sillones, paredes rojo fucsia, platos color naranja y sillas transparentes.
Llama la atención a su paso.
Su único temor: que se la ignore;
su único sueño: que se la adore.



 
Pues bien -volviendo al mundo real-, esta primavera-verano 2008 está de moda el estilo Princesa. Lo sé tras conocer las nuevas creaciones que Karl Lagerfeld ha diseñado para la casa Chanel, sobre todo en sus ornamentadas creaciones de noche, como es el vestido acampanado y con sutil corte imperio que lució la modelo Devon Aoki en el reciente desfile de la Semana de la Moda de la Alta Costura de París. 
 
Christian Lacroix, que por cierto cumple ya sus 20 años en las pasarelas, emocionó al público con su colección para primavera-verano 2008. Este genio de la moda, vanguardista como ninguno al crear formas y mezclar colores, también se apuntó a un estilo lleno de cuidados trabajos de costura donde predominan los abullonados, drapeados y los ricos bordados, elementos dignos de toda una Princesa.


Elie Saab también ofrece esta temporada vestidos muy seductores, en los que destacan la proliferación de cristales de Swarovski, que son su seña de identidad y no faltan en ninguna de sus pasarelas, cuanto menos iban a faltar en sus propuestas de Alta Costura primavera-verano 2008, colección que destaca también por el uso de tonalidades pastel que contrastan y suavizan las rotundas formas y la fuerte ornamentación de sus creaciones.



En cuanto al estilo Femme Fatale.

Estos looks recuperaron el glamour de la silueta más femenina, aunque parece que ya se va extinguiendo, al compás del invierno. Dsquared2 parece que aún se resigna a soltar este estilo y lo incorpora a su moda verano a través de trajes de baño, con su must: un trikini con cristales Swarovski, metal y madera. 
 
La tendencia de la moda otoño-invierno 2007-08 tomó como eje a la actriz germana Marlene Dietrich, modelo de mujer que refleja todos los mandatos de la modernidad y que transmite una idea de progreso y mente lógica. Razón y mente como protagonistas en una mujer claramente masculina, misteriosa, distante, autoritaria, enigmática. Es la Femme Fatale que encarna el periodo de la Segunda Guerra Mundial y que refleja el perfil de la mujer moderna que tanto se está llevando este otoño-invierno en un auténtico revival del estilo de los años 40 y 50, con melenas largas con ondas, al estilo de la actriz Verónica Lake, que fue uno de los looks más cotizados de las pasarelas, como pudimos ver en los desfiles de Valentino o de Gucci. Para completar este look made in Hollywood, los labios se bañaron en tonos rojizos, desde del rojo pasión del desfile de Roberto Cavalli, hasta el burdeos de Vera Wang.

 

Y no quiero dejar de nombrar aquí a Mae West -“Cuando soy buena, soy muy buena, pero cuando soy mala, soy mejor”-, cuyo estilo fue sentencia en las pasarelas de esta temporada pasada. Ella fue la actriz que marcó los años 30, considerada como el primer símbolo sexual y mujer fatal de la pantalla grande. Se caracterizaba por su genialidad y la ironía; pero lo más significativo eran sus curvas provocadoras. Sin duda alguna uno de los personajes más sexys de su época. Su figura y su forma de vestir se colaron en la pasarelas del 2007, imponiendo nuevas formas y volúmenes al aspecto femenino, creando curvas que no existían, invento ideal para aquellas chicas muy flacas y de cintura recta. 

 
En cualquier caso me pregunto ¿por qué tendría yo que decidirme entre un modelo de mujer u otro? ¿Es que acaso no hay más días que ollas? Pues eso. Que un día Princesa y otro femme fatale dependiendo del ánimo, de la situación o de la compañía: Sensual, sexual, romántica, independiente, sensible, inteligente... Pero eso sí. A la moda.


¿Me sigues? / Do you follow me?

Twitter   Facebook   Blogloving  Pinterest

También me tenéis en 'Viajeros Urbanos' El País

No hay comentarios :

Publicar un comentario

GRACIAS POR TU VISITA. Los comentarios anónimos no se publicarán/ THANKS FOR YOUR VISIT. Anonymous comments won't be published